Cómo hacer un análisis sintáctico

Cómo hacer un análisis sintáctico

El análisis sintáctico busca una comprensión del significado de un enunciado o frase. Dado que esto puede ser difícil si no se realiza el procedimiento adecuado, conviene seguir una serie de pasos que nos permitirán desarrollar un acertado análisis sintáctico. Analizar la función que tiene cada palabra en un enunciado es la primera etapa que se debe efectuar en un análisis sintáctico morfológico.

A continuación te daremos los consejos básicos para hacer un análisis sintáctico rápidamente.

Primera lectura

El primer paso implica leer la oración pacientemente y con la atención necesaria para entender su sentido a la perfección.

Identificar el verbo más importante

Se debe identificar al verbo principal y luego reflexionar acerca de las implicaciones sintácticas que presenta. Hay que analizar el verbo, determinando si se trata de un verbo predicativo o copulativo. Lo mismo hay que hacer con respecto a la frase, determinando si lleva un atributo o si incluye un suplemento.

Identificar el sujeto y el predicado

Por sujeto debe entenderse al objeto, animal o persona que desarrolla la acción referida por el verbo. Se detecta cuestionando al verbo acerca de quién o quiénes son los que realizan la actividad mencionada. No obstante, ciertos enunciados no llevan sujeto: son las llamadas oraciones impersonales, las cuales incluyen verbos que no requieren del sujeto.

Predicado se refiere a todo lo que realiza el sujeto o lo que se dice acerca del sujeto, más el verbo.

Determinar los elementos del sujeto

Si hay algo que identifica el sujeto es que siempre tiene un núcleo. Pero también puede incluir elementos adicionales. En general, el sujeto puede estar integrado de distintos modos. El sujeto puede estar formado por un nombre, pronombre, grupo nominal o bien ser un sujeto elíptico. En este último caso no se nombra al sujeto puesto que ya se le conoce y no se necesita volverlo a mencionar. Y si bien no aparece en el enunciado, sí existe.

Identificar la clase de predicado

Hay dos clases de predicado: el nominal y el verbal. El primero está integrado por los verbos copulativos: parecer, estar y ser. En cambio, el segundo está formado con verbos no copulativos, es decir, todos los restantes.

Identificar el atributo

Si hay algo que define al predicado nominal es que siempre incluye un atributo. Este último se corresponde con el sujeto en cuanto al número o género.  Puede identificársele cuestionando al verbo acerca de “¿cómo?” y “¿qué?”.

Identificar complementos directos e indirectos

Para encontrar al primero hay que cuestionar acerca de “¿a quién?” si es que el verbo hace referencia a alguien, o en el otro caso “¿a qué?”.  Por lo que se refiere al segundo, se identifica cuestionando al verbo “¿para quién?” o “¿para qué?”.

Detectando los complementos circunstanciales

Uno solo, varios o incluso ningún complemento circunstancial puede estar incluido una frase. Están relacionados con: la cantidad, modo, lugar y tiempo y otros factores vinculados al verbo. Los complementos circunstanciales pueden estar formados de distintos modos, por ejemplo, aquellos integrados por un grupo nominal o aquellos otros que llevan un adverbio.



Sabías qué...

Sin salir de los terrenos de la Lingüística, les compartimos un dato interesante. Hoy en día existen en el orbe más de 6 mil lenguas, sin embargo la Lingüística, al momento de estudiarlas, las clasifica de acuerdo al origen que pudieran compartir. Esto quiere decir que las ordena conforme a la familia a la que pertenezcan.

¿Te ha sido de utilidad?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (855 votes, average: 4,05 out of 5)
Cargando…