Cómo fomentar la lectura en los niños

Cómo fomentar la lectura en los niños

Todos los padres y madres tenemos miedo de que a nuestros hijos no les gusten los libros, que la lectura les parezca una actividad aburrida y que por tanto rechacen leer. En un mundo plagado de estímulos visuales como los videojuegos o la televisión, la lectura les puede resultar trabajosa a los niños porque para leer necesitan concentrarse y adoptar un papel activo, que les supone más esfuerzo que mirar una pantalla.

Pero los múltiples beneficios, además de la diversión, que les va a reportar adquirir el hábito de la lectura tienen que servir para que nos esforcemos en hacérsela atractiva y divertida. Lo más importante es presentarles la lectura y los libros como un mundo lleno de posibilidades por explorar, a través del cual podrán desarrollar su imaginación, aprender y soñar despiertos.

Fomentar la lectura en los niños sí es posible, y si quieres lograrlo te ayudamos con algunos consejos sencillos que puedes comenzar a aplicar.

Cómo fomentar la lectura en los niños

Buscar libros adecuados a su edad e intereses

Buscar libros adecuados a su edad e intereses

Intentar obligar a leer a los niños es contraproducente y conseguiremos justo el objetivo contrario del que buscamos. Así que lo mejor es hablar con ellos, preguntárles qué temas les interesan y quizá sugerirles o darles a elegir entre varias opciones que además se ajusten a su edad o etapa madurativa.

Ritual de lectura

Ritual de lectura

Antes de que los niños aprendan a leer por sí mismos tienen que haber escuchado muchos cuentos e historias leídos por los adultos. Es aconsejable establecer un ritual de lectura y cada noche leerles algún cuento antes de dormir.

Lectura acompañada

Lectura acompañada

Tenemos que leer junto con los niños e interesarnos en lo que leen. Para ello puede ser útil hacerles preguntas sobre la lectura, y sentirán que hay un interés de tu parte en lo que están haciendo y que es algo que pueden compartir.

Lectura en voz alta

Lectura en voz alta

Podemos animar a los niños a que lean en voz alta teniendo cuidado de no interrumpirles cuando cometan errores de entonación. Procura separar lo que es “el deber” de un momento de ocio como puede ser la lectura, a donde no necesitan que los corrijan y puedan llevarlos a verse frustrados.

Tener la biblioteca a la vista

Tener la biblioteca a la vista

Es importante que los niños tengan fácil acceso a una estantería con sus libros, es decir que estén a su altura para que puedan acceder a ellos sin tener que recurrir a un adulto. También se puede habilitar un rincón con cojines en el que se sientan cómodos y bautizarlo como “el rincón de la lectura”. Esto les ayudará a establecer un vínculo afectivo con los libros y adoptarlos como parte de sus pasatiempos.

Personalización

Personalización

Animar a los niños a que pongan el nombre y la fecha de adquisición a sus libros. Se puede hacer con un ex libris o escribirlo a mano. También se puede hacer con ellos una manualidad que sea un punto de lectura. Esto también es muy útil para que establezcan un vínculo emocional con el libro como objeto y les apetezca leerlo.

Recompensa

Recompensa

Usar los libros como un regalo o un premio puede ser una buena idea. De esta forma lo asociaran con algo bueno en su vida.

Predicar con el ejemplo

Predicar con el ejemplo

Quizás el consejo más importante: si quieres fomentar la lectura en un niño, debes empezar por ti. Si los niños nos ven leer y crecen en un hogar donde hay libros y “se respira” el amor por la lectura, hará que les parezca algo natural y que se aficionen a ellos por imitación.



Sabías qué...

Los niños que leen desarrollan una capacidad de atención y concentración mucho más alta que los que no leen. Además mejora su capacidad de expresarse y vincularse socialmente.

¿Te ha sido de utilidad?
892 votos, promedio: 4,03 de 5892 votos, promedio: 4,03 de 5892 votos, promedio: 4,03 de 5892 votos, promedio: 4,03 de 5892 votos, promedio: 4,03 de 5 (892 votes, average: 4,03 out of 5, rated)
Cargando…